miércoles, 29 de agosto de 2012

DOMINIO PROPIO


DOMINIO PROPIO

2 a Timoteo 1:6 Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.
1:7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio

Dominio propio.

Es poder mostrar el control sobre los impulsos,  emocione, sentimientos o deseos.

Tener autocontrol  de los deseos, apetitos y pasiones  especialmente las sensuales e impulsivas, es estar en  contra de la lujuria de la carne, de los ojos y de la vanagloria de la vida.

1 de juan 2:15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.
2:16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.
2:17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

Dominio propio significa fortaleza interior, y es la capacidad de decir si al bien y no al mal, el dominio propio le pone fin a los malos hábitos, nos frena, para que no hagamos lo que no nos conviene.

Demostrar dominio propio no es fácil cuando se trata de algo que a uno le gusta,  puede ser comida, la televisión, dinero, juegos,  pecado.

COMO TENER DOMINIO PROPIO

-Solo por medio del señor Jesús morando en nuestras vidas y la presencia del espíritu santo es que podremos tener dominio propio.

2 a Timoteo 1:7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

El dominio propio es uno de los frutos del espíritu santo, y esto solo lo podremos tener cundo amamos a cristo y somos obedientes a su palabra.

Galatas 5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
5:23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Templanza. Virtud moral que tiene una persona para reaccionar de una manera equilibrada, ya que está en capacidad de controlar sus emociones y dominar sus impulsos.

La templanza nos permite poner límites a nuestros deseo especialmente aquellos que conllevan al pecado.

-Teniendo autocontrol de sus emociones y sentimientos,  al igual que un atleta cuando se controla a si mismo hasta llegar a la meta así debe ser el cristiano.

1 de corintios 9:24 ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.
9:25 Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. 

-Los atletas  corren para ganar

-Llevan una vida disciplinada, comer saludable, dormir horas correctas, entrenamiento constante, vivir sin vicios.

-Para ganar se necesita técnica y disciplina

-Poniendo toda nuestra participación

1 de pedro 1:5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento;
1:6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad;
1:7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.
1:8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. 

QUE HACE EL DOMINIO PROPIO

-Nos da la paciencia y la sabiduría  necesaria para actuar en  forma correcta evitándonos problemas.

Proverbios 17:14 El que comienza la discordia es como quien suelta las aguas;
Deja, pues, la contienda, antes que se enrede. 

-Nos ayuda a tolerar a las demás personas

-Nos ayuda a emplear en forma correcta nuestro tiempo, nuestro cuerpo, nuestra mente, y nuestras emociones.

-Nos ayuda a crecer espiritualmente y a tener los frutos del espíritu santo.

LA PERSONA SIN DOMINIO PROPIO

-Es una persona incapacitada no puede tener dominio sobre su cuerpo, sus deseos y sus pasamientos por lo tanto siempre está en constante riesgo y expuesta a muchos peligros.

Proverbio 25:28 Como ciudad derribada y sin muro 
Es el hombre cuyo espíritu no tiene rienda.

-No controla sus palabras, sus miradas, sus acciones.

-No puede crecer y por lo tanto no tiene éxito

-No controla sus pensamientos y es presa fácil del enemigo.

-Se deja manipular fácilmente y se vuelve inconstante

-Es chismosa, arrogante y conflictiva

-le falta sabiduría y prudencia

-se deja seducir fácilmente por el pecado

-No sabe tomar decisiones correctas porque siempre actúa por sus deseos,  emociones, sentimientos, o por vista.

 

1 comentario:

  1. Gracias por tomarse el tiempo para explicar sobre este tema, para mi ha sido muy difícil vivir en el dominio propio, debido a mi temperamento. se que si logro tener dominio propio me ayudara a evitar la mitad de los problemas que tengo y a resolver la otra mitad!!! Gracias a Dios que nos dio el espíritu santo para estar dentro de nosotros, no estoy sola y debo dejarlo actuar en mi...con paciencia...y constancia todos los días!!!!

    ResponderEliminar