jueves, 2 de agosto de 2012

LA PALABRA DE DIOS EN NUESTRO CORAZÓN




LA PALABRA DE DIOS EN NUESTRO CORAZÓN


 Deuteronomio 6:6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;
6:7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.
6:8 Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos;
6:9 y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.

La palabra de Dios es vida, es la que nos hará crecer como personas y nos llevara a obtener las más grandes victorias pero esta debe estar en nuestro corazón para que pueda cumplir la función de poder en cada vida.

DEBE ESTAR ESCRITA EN NUESTRO CORAZÓN

La palabra de Dios es vida y debe de estar escrita en nuestro corazón, nuestra alma y nuestro espíritu.

La palabra nos habla que debemos guardar nuestro corazón porque de él mana la vida, la manera de guardarlo es no permitiendo  que la palabra de Dios salga de nuestro corazón.

Proverbio 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón;
Porque de él mana la vida.

El pecado del hombre está en el corazón,  el mismo señor jesus  lo enseño

Marcos 7:21 Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios,
7:22 los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez.
7:23 Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.

Por eso es muy importante escribir en nuestro corazón la palabra de Dios para que no haya lugar para el pecado y poder  tener vida.

Es importante que nos alimentemos a diario de la palabra, que ella sea lo primero que llega a mi corazón.

Todo mal pensamiento es alimentado en nuestra mente luego llega a nuestro corazón y da fruto, por eso es muy importante que lo primero que llegue a mi mente y a mi corazón sea la palabra.

Los pecados de adulterio, fornicación, chismes, duda, odio, no suceden de la noche a la mañana,  es porque ha habido un proceso, donde se le ha permitido al enemigo que trabaje, primero con un pensamiento que ha llegado a la mente y se a alimentado, ese hasta que llega al corazón y es ejecutado trayendo muerte.

Esto sucede  porque la persona no vive en el espíritu sino que ha dejado de alimentarse de la palabra, deja la oración, el ayuno, deja de aprender  la palabra entonces satanás toma ventaja.

Cuando se descuida la  vida espiritual la persona se vuelve insensible a la voz de Dios y ve el pecado como algo normal que esta pasando en su vida y que tiene que disfrutar y aprovechar.

Por descuidar la palabra se pierden ministerios, se destruyen familias, reputaciones, se dañan relaciones, por eso es muy importante guardar nuestro corazón en el secreto de

Dios y solo se hace teniendo la palabra.

Como cristianos es muy importante no descuidar nuestra mente porque satanás a diario anda maquinando y nos quiere tentar.

1 de corintios 10:12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.
10:13 No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.

COMO LOGRAR LA VICTORIA

Deuteronomio 11:18 Por tanto, pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis como señal en vuestra mano, y serán por frontales entre vuestros ojos.

Debemos atesorar la palabra en nuestro corazón si queremos ver días buenos.

Deuteronomio 30:11 Porque este mandamiento que yo te ordeno hoy no es demasiado difícil para ti, ni está lejos.
30:12 No está en el cielo, para que digas: ¿Quién subirá por nosotros al cielo, y nos lo traerá y nos lo hará oír para que lo cumplamos?
30:13 Ni está al otro lado del mar, para que digas: ¿Quién pasará por nosotros el mar, para que nos lo traiga y nos lo haga oír, a fin de que lo cumplamos?
30:14 Porque muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas.
30:15 Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal;
30:16 porque yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella.
30:17 Mas si tu corazón se apartare y no oyeres, y te dejares extraviar, y te inclinares a dioses ajenos y les sirvieres,
30:18 yo os protesto hoy que de cierto pereceréis; no prolongaréis vuestros días sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para entrar en posesión de ella.

Solo cuando tenemos la palabra de Dios en nuestro corazón podremos vencer todo deseo pecaminoso que satanás quiera traer a nuestra mente.

Salmos 119:11 En mi corazón he guardado tus dichos,
Para no pecar contra ti.

No debemos atesorar  la palabra solamente en nuestra mente, sino que debemos guardarla  en nuestro corazón, para que satanás no pueda destruirnos con el pecado porque solo por la palabra guardada en nuestro corazón  podremos tener poder para vencer las obras del enemigo.

Romanos 10:8 Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos:


No hay comentarios:

Publicar un comentario