domingo, 13 de julio de 2014

EL HOMBRE ES COMO LA FLOR



EL HOMBRE ES COMO LA FLOR
 
 




 

Sal 103:14  Bien sabe nuestro Dios cómo somos;

¡bien sabe que somos polvo!

 

Sal 103:15  Nuestra vida es como la hierba,

que pronto se marchita;

somos como las flores del campo:

crecemos y florecemos,

 

Sal 103:16  pero tan pronto sopla el viento,

dejamos de existir

y nadie vuelve a vernos.

 

Sal 103:17  En cambio, el amor de Dios

siempre será el mismo;

Dios ama a quienes lo honran,

y siempre les hace justicia

a sus descendientes,

 

Sal 103:18  a los que cumplen fielmente

su pacto y sus mandamientos.

 

La vida del ser humano sobre esta tierra es muy corta,  así como las cosas en las cuales obtenemos satisfacción en esta tierra.

 Dios nos formó del polvo de la tierra y aunque hoy nos gozamos, nos deleitamos nuestra  vida pronto acabara y volveremos a ser polvo.

Génesis 3:19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

Todo ser humano sin importar su posición es como la hierba,  y su esplendor es efímero, como la flor del campo.

Todo lo que consigamos en este mundo riquezas, fama, poder, es efímero, todo termina para el hombre, nada es eterno, lo único eterno es una vida espiritual.

Juan 12:25 El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará.

Isaias 40:7 La hierba se seca, y la flor se marchita, porque el viento de Jehová sopló en ella; ciertamente como hierba es el pueblo.

Cada ser humano que vive en este mundo es una flor que Dios ha creado para cumplir un propósito.

Somos esa flor que Dios ha plantado en un mundo lleno de espinas, que pronto se marchitara.

COMO ACTUAR EN ESTA VIDA EFIMERA

DEBEMOS LLENARNOS DE SABIDURIA

Debemos buscar la sabiduría que procede de Dios,  llenar nuestro corazón de las cosas de Dios para poder actuar, y hacer que esta vida valga la pena vivirla.

Salmos 90:12 Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, Que traigamos al corazón sabiduría.

santiago5:15 Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios,

DEBEMOS PEDIR A DIOS MISERICORDIA Y COMPASION

Nuestra vida es corta, por tal motivo debemos pedir a señor misericordia para nuestra vida, que él sea quien guie nuestros pasos.

Sal 90:13  Dios nuestro,

¿hasta cuándo vas a abandonarnos?

¡Vuelve a ser nuestro Dios!

¡Compadécete de nosotros

pues somos tu pueblo!

 

Sal 90:14  ¡Permítenos comenzar el día

llenos de tu amor,

para que toda la vida

cantemos llenos de alegría!

 

Sal 90:15  Ya hemos tenido días de tristeza

y muchos años de aflicción;

¡devuélvenos esa alegría perdida

DEBEMOS PEDIR A DIOS EL GOZO

En medio de las pruebas y aflicciones lo único  que debemos pedir a Dios es que nos llene de su gozo.

Salmos  90:15 Alégranos conforme a los días que nos afligiste, Y los años en que vimos el mal.

QUE SU PODER Y SU GLORIA GOBIERNE NUESTRAS VIDAS

Mientras vivimos en este mundo,  lo único que debe preocuparnos es de hacer su voluntad, viviendo para él, poder ver su poder y sus bendiciones en nuestra vida, disfrutar de las cosas que él nos ha dado sean pocas o sean muchas.

Sal 90:16  ¡Permite que nosotros y nuestros hijos

podamos ver tu grandeza y tu poder!

 

Sal 90:17  Dios nuestro,

¡muéstranos tu bondad,

y bendice nuestro trabajo!

¡Sí, bendice nuestro trabajo!

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario