jueves, 28 de febrero de 2013

¿CUANDO PUEDO SER FELIZ?

¿CUANDO PUEDO SER FELIZ?




Salmos 1:1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,
Ni estuvo en camino de pecadores,
Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;
1:2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia,
Y en su ley medita de día y de noche.
1:3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas,
Que da su fruto en su tiempo,
Y su hoja no cae;
Y todo lo que hace, prosperará.
1:4 No así los malos,
Que son como el tamo que arrebata el viento.
1:5 Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio,
Ni los pecadores en la congregación de los justos.
1:6 Porque Jehová conoce el camino de los justos;
Mas la senda de los malos perecerá.


ANDAR EN CONSEJO DE MALOS.

Andar en consejo de malos. Es aceptar aquella mala amistad, es aquella persona que no tiene temor de Dios, que carece de lo bueno. Que no se somete a ninguna autoridad, que en su vida no hay normas de conducta y que se deja llevar de todo mal deseo.

1 de corintios 15:33 No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.

ESTAR EN CAMINO DE PECADORES. Estar en camino de pecadores es estar en contra de Dios, es no someterse a su gobierno, es aquella persona que solo quiere violar las normas de Dios, vive en mentira,  robos, borracheras, envidias, odio.

Es ser esclavos de satanás y por lo tanto no puede ser feliz. Todo lo que vive y lo que hace es una completa farsa siempre terminará en desgracia.

1 de Juan 3:4 Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley

Isaias 59:2 pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír

SENTARSE EN  SILLA DE ESCARNECEDORES

Es tomar el camino de  los malos, es sentarse a participar con el burlador con el que escarnece de manera humillante a su prójimo.

“Los escarnecedores”, son aquellos que viven abiertamente siendo arrogantes y enemigos de la paz.  Ellos buscan la oportunidad de hacerles mal a otros.  Disfrutan  de las desgracias de los demás.

A ellos no les gusta que los reprendan, no les gusta ver sus propios errores, solo ven los errores de los demás.

Proverbios 9:8 No reprendas al escarnecedor, para que no te aborrezca;
Corrige al sabio, y te amará.

Proverbios 15:12 El escarnecedor no ama al que le reprende,
Ni se junta con los sabios.

 Bienaventurado es aquel que no se detiene para escuchar a los escarnecedores.  Aquel que no se contamina nunca con ellos, sino que se aleja de sus malos consejos y de sus malos caminos.  Éste es verdaderamente bienaventurado.  Al no participar  con los malos nos podemos evitar muchos pecados y desgracias que pueden venir a nuestras vidas y las vidas de aquellos que mas amamos.

SE DELEITA EN LA LEY DE DIOS

Es el que disfruta viviendo en su presencia,  el que siempre busaca agradar a Dios y hacer siempre su voluntad.

Es el que se goza cumpliendo su palabra, y escudriñándola.

Salmos 40:8 El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado,
Y tu ley está en medio de mi corazón.

Salmos 19:10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado;
Y dulces más que miel, y que la que destila del panal.

Santiago 1:25 Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.

Debemos deleitarnos en su palabra y meditar en ella para poder tener madurez y una verdadera confianza en Dios.

1 de Timoteo 4:13 Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza.

Juan 5:39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;

SER COMO ARBOL PLANTADO

Es un árbol escogido, un árbol que está firme que no se mueve fácilmente porque esta bien plantado en un terreno firme y estable.

Juan 15:16 No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.

JUNTO A CORRIENTES DE AGUAS

Estar junto a corrientes de agua es que siempre estaremos dando vida renovados en cristo la palabra dice que de nuestro interior correrán ríos de agua viva que dan vida a nuestra vida y a las personas que están a nuestro lado.

Jeremias 17:8 Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto.

Seremos personas renovadas siempre con nuestras hojas verdes, que aunque venga la sequia, los problemas, las dificultades siempre estaremos renovados por la presencia de cristo.

Seremos personas maduras que podremos llevar fruto ante cualquier circunstancia.

Ezequiel 47:12 Y junto al río, en la ribera, a uno y otro lado, crecerá toda clase de árboles frutales; sus hojas nunca caerán, ni faltará su fruto. A su tiempo madurará, porque sus aguas salen del santuario; y su fruto será para comer, y su hoja para medicina.

DAR SU FRUTO EN SU TIEMPO

Cuando estamos en los caminos  del señor no debemos desesperarnos ni angústianos porque no vemos los frutos de inmediato. Su palabra nos dice que en su tiempo se verá el fruto si permanecemos en él.

Juan 15:4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.

TODO LO QUE HACE PROSPERA

Una de las características del cristiano que es plantado y permanece junto a las corrientes de las aguas, o sea un cristiano que vive conforme a la palabra es que todo lo que emprende  es prosperado.

Tener una vida de prosperidad es una vida feliz una vida que aunque no se tengan riquezas se es feliz.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario