jueves, 28 de febrero de 2013

EL JUSTO FLORECERA COMO LA PALMERA


EL JUSTO FLORECERA COMO LA PALMERA

 




Salmo 92:12 El justo florecerá como la palmera;
Crecerá como cedro en el Líbano.
92:13 Plantados en la casa de Jehová,
En los atrios de nuestro Dios florecerán.
92:14 Aun en la vejez fructificarán;
Estarán vigorosos y verdes,
92:15 Para anunciar que Jehová mi fortaleza es recto,
Y que en él no hay injusticia

JUSTO

El justo es aquella persona, que se ha  acerca  a Dios por medio de Jesucristo,  sus pecados han sido perdonados y su  comunión con Dios esta restablecida  es decir, que ha sido justificado  por medio de cristo.

DEBEMOS SER PLANTADOS COMO LA PALMERA

Los árboles de justicia no crecen por sí mismos; son plantados; y no en suelo común, sino en la casa de Jehová. Porque el es el que los hace crecer y fructificar.

Muchas personas, muchos creyentes no crecen, porque no se ha plantado, no son palmeras plantada.

Mateo 15:13 Pero respondiendo él, dijo: Toda planta que no plantó mi Padre celestial, será desarraigada

SU CRECIMIENTO

Existen más de 2500 especies de palmeras  en el mundo.

Las palmas deben ser plantadas durante el clima cálido, pueden soportar los veranos ardientes y las malas condiciones del suelo. Additionally, these palms tolerate winter cold.Además, pueden  tolerar el frío invierno.

 Cuando se plantan, de pequeñas requieren mucho cuidado, porque necesitan crecer en anchura hasta alcanzar el grosor de su especie.  Al nacer tiene una columna de tejido vivo en el centro de su tronco,  protegido por su corteza,  en forma de capaz que puede ser arrancada, herida, golpeada. o cortada, y no obstante sigue creciendo. Sus hojas son verdes y de gran tamaño, las hojas que no sirven se van secando y se caen, algunas veces son podadas, pero la palma sigue creciendo alcanzando alturas entre los catorce,  veinte  y  veces 60 mts. Tiene una vida de cien a doscientos años. Aunque el viento la doble jamás se quiebra.
Crecimiento del cristiano: El logro de nuestra vida espiritual es determinado por nuestro crecimiento interior, nuestro hombre exterior es muy parecido a  la corteza de la palmera, podemos ser maltratados y azotados por variadas circunstancias”. Más si nuestro interior está sano nada podrá detener nuestro crecimiento espiritual.

2 de corintios 4:15 Porque todas estas cosas padecemos por amor a vosotros, para que abundando la gracia por medio de muchos, la acción de gracias sobreabunde para gloria de Dios.
4:16 Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.
4:17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria;
4:18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.

Así como las hojas que no sirven en la palmera  se van cayendo  o son podadas nosotros debemos de quitar de nuestra vida lo que está muerto lo que no sirve  lo que no tiene vida nuestro pasado, nuestros fracasos, nuestros rencores, los temores, el mundo.

Filipenses 3:13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,
3:14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. 


SU HERMOSURA:

La palma es símbolo de hermosura. El cristiano debe ser hermoso, como la hermosura que da el Espíritu.

La palma es notable por su tallo recto. Aunque se amarre a un peso, crecerá recta. Así debe ser el cristiano, ningún peso, trabajo, dificultad, tentación, debe torcer ni impedir su crecimiento.

SU FRUTO

CRECEMOS COMO LA PALMERA PARA DAR MUCHO FRUTO
La  Palmera da fruto en diversas temporadas del año-
Salmos 92:14 Aun en la vejez fructificarán; Estarán vigorosos y verdes,
S u fruto es abundante y diverso, pueden llegar a pesar hasta 20 krs.

Da sus mejores frutos en su vejez. Su fruto es mucho más dulce cuando ha alcanzado los ochenta años. En cambio, cuando un manzano envejece, sus frutos se tornan más y más pequeños hasta que no valen nada, y no así con la palmera, que cuando más vieja es da mejor fruto.

Los dátiles "de exportación", son aquellos producidos por las palmeras de más edad. ¿Por qué? Porque son más dulces.

Dios nos ha llamado a dar mucho fruto

El cristiano debe dar fruto bueno agradable,  fruto que permanezca que sea útil.

La palmera es notable por su abundante fruto.

Juan 15:2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. 
15:3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. 
15:4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.

Como creyentes lo primero es que llevamos fruto;  el que lleva fruto, Dios comienza a limpiarnos-

15:8 En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos
UTILIDAD.

Es un árbol grande, recto y alto, que se levanta entre 14 y 20 metros de altura. Tiene una vida de 100 a 200 años.

Tiene mas de  360 usos, algunos de ellos madera, cuerdas, tejidos, cestas, esteras, tejadillos, cubiertas, escobillas, brochas, escobas, sombreros, paneles, paravientos, alimentos, bebidas alcohólicas, productos farmacéuticos, gomas. El cocotero suministra materias tan variadas como azúcar, manteca, aceite, vino, vinagre. Sus hojas sirven para cubrir techos de viviendas, etc.
Es interesante que, el salmista en el salmo 92 revele que el crecimiento del creyente seria como la palmera.

SU SEPARACION

  • La palmera es un tipo de la separación. No acepta injertos, no puede ser unida a otros árboles. El cristiano debe distinguirse por su separación del mundo.
  • La palma es símbolo del triunfo. El cristiano debe llevar una vida victoriosa por medio de aquel que mora en él.

LA PALMERA DEL DESIERTO

La palmera esta en el desierto, un territorio hostil, donde muchos árboles mueren. Y los cristianos vivimos en el mundo de desierto donde pasamos dificultades y es allí donde debemos crecer y fructificar.

La palmera siempre tiene hojas y da sombra. No importa quién sea el viajero acalorado, siempre tiene un lugar fresco. Como cristianos debemos ser igual.

A pesar de la hostilidad general, debemos ser un lugar fresco donde todos puedan sentirse cómodos. Debemos ser agradables y amables, ser sinceros y generosos, sin discriminar.

PARA QUE NOS SIRVE EL DESIERTO
A.- El desierto es el lugar donde crecemos…
Antes de Juan el bautista iniciar su ministerio dice que estuvo en lugares desiertos hasta el dia de su manifestación a Israel.

Lucas 1:80 Y el niño crecía, y se fortalecía en espíritu; y estuvo en lugares desiertos hasta el día de su manifestación a Israel.
El Apóstol Pablo, luego de su llamado sobrenatural, tuvo que ir al desierto de Arabia, por  3  años según Gálatas 1: 17, donde se le reveló la sustancia del evangelio.

Galatas 1:17 ni subí a Jerusalén a los que eran apóstoles antes que yo; sino que fui a Arabia, y volví de nuevo a Damasco.

1:18 Después, pasados tres años, subí a Jerusalén para ver a Pedro, y permanecí con él quince días; 
Muchos creyentes vemos el desierto como algo malo, el desierto es permitido por Dios para mayor revelación, para mayor gloria, para tu crecimiento, el desierto lo que hace es que te hace depender de Dios, en el desierto comienzas a conocer a Dios como tu proveedor, tu ayudador, tu sanador.

B SIRVE PARA PROBARNOS

Deuteronomio 8:2 Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos.

Así como la palmera en el desierto tiene que soportar calo, frio, vientos pero sigue en pie así debe ser el cristiano.
C. El desierto nos sirve para ayudar a otros.

Dios en el desierto tiene un oasis donde podamos refrescarnos.

Exodo 15:27 Y llegaron a Elim, donde había doce fuentes de aguas, y setenta palmeras; y acamparon allí junto a las aguas.

Dios tenía un oasis en el desierto, doce fuentes de aguas, y setenta palmeras, doce número de gobierno, doce representa provisión para cada tribu, de Israel, setenta representa plenitud. El mundo está lleno de amargura, depresión, 70 palmeras, setenta hombres y mujeres llenos del Espíritu Santo,

Son las personas que Dios envía para que nos puedan ofrecer y mostrar el gran amor que Dios nos tiene y través de sus palabras Dios envía descanso y agua para calmar nuestra sed.
EL CRISTIANO CRECE COMO LA PALMERA PORQUE  TIENE UN BUEN FUNDAMENTO
A.-  El fundamento o raíces de la palmera
La palmera no se nutre de la arena pues la arena no contiene elementos nutritivos para ella. Su Fundamento no es la arena, hay creyentes y hasta iglesias que quieren crecer, pero están fundamentados en la arena,  algo superficie

Mateo 7:26 Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena;
7:27 y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.

Los fundamentos de la palmera se determinan por sus raíces, que crecen hacia abajo, hasta que dentro de la tierra encuentran agua.
Para crecer necesitamos el agua debemos sumergirnos en el rio del espíritu para poder crecer y dar fruto.

Salmos 1:3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas,
Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.

La palmera necesita agua y por consiguiente ella envía sus raíces de una manera profunda hasta encontrarla ,  la palmera busca el agua para sostener su vida.

El agua simboliza la palabra de Dios y la unción del Espíritu Santo.

B.-   Este fundamento nos sostiene ante todos los ataques, y dificultades que afrontamos como creyentes
Mateo 7 dice que el que construye su casa sobre la roca, al venir lluvias, ríos y vientos, y golpear la casa, esa casa no caerá, , por el fundamento que tiene, la Roca que es Cristo.
Las palmeras son azotadas por el viento, y por tormentas, la dobla, la sacuden pero no lo arrancan,
Muchos árboles crecen por la adición de capas externas, la palma crece desde adentro, su corteza es blanda y nunca se pudre. El fundamento  del creyente es Cristo y esto representa  un corazón sano, perdonador, no se pudre, se mantiene limpio delante de Dios.

7 comentarios:

  1. Gracias, muy edificante la reflexión.

    ResponderEliminar
  2. Hermosa Promesa de Dios Todo Poderoso

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Amen. gloria a Dios. reciban muchisimas bendiciones. Un saludo desde mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

    ResponderEliminar