jueves, 28 de febrero de 2013

REFRENAR Y CONTROLAR NUESTRA LENGUA


REFRENAR Y CONTROLAR NUESTRA LENGUA
 
 

Santiago 1:26 Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana.

SER RELIGIOSO ES.  La persona que le presta gran atención a la religión. Es  muy fervoroso,  fiel  en la adoración y en el servicio religioso. Pero no refrena su lengua.

QUIEN ES ESTA PERSONA QUE NO REFRENA SU LENGUA.      

Es aquella persona que está siempre interrumpiendo y queriendo dominarlo todo especialmente cuando se trata de hablar de una persona y en especial de los defectos y las debilidades de los demás.

Son aquellos que arremeten chismeando y diciendo mentiras, criticando, murmurando, juzgando a  los demás.

No importa cuán religiosa sea una persona si no refrena su  lengua se engaña a si misma porque su religión es una mentira, es algo que no sirve para nada.

Proverbios 18:21 La muerte y la vida están en poder de la lengua,
Y el que la ama comerá de sus frutos.

Proverbios 21:23 El que guarda su boca y su lengua,
Su alma guarda de angustias.  

1 de pedro 3:10 Porque:
El que quiere amar la vida
Y ver días buenos,
Refrene su lengua de mal,
Y sus labios no hablen engaño;

PELIGROS DE LA LENGUA

Santiago 3:6 Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.

-ES UN FUEGO

Proverbios 16:27 El hombre perverso cava en busca del mal,
Y en sus labios hay como llama de fuego.

Proverbios 26:20 Sin leña se apaga el fuego,
Y donde no hay chismoso, cesa la contienda.
26:21 El carbón para brasas, y la leña para el fuego;
Y el hombre rencilloso para encender contienda.
26:22 Las palabras del chismoso son como bocados suaves,
Y penetran hasta las entrañas

-ES UN MUNDO DE MALDAD

Cuando la lengua no se refrena provoca desastres y  destrucción todo a nuestro entono se vuelve malo y conflictivo.

-CONTAMINA TODO EL CUERPO Es como un humo que penetra y destruye todo lo que toca, nuestra propia vida y la vida de las demás personas.

Marcos 7:20 Pero decía, que lo que del hombre sale, eso contamina al hombre.
7:21 Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios,
7:22 los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez.
7:23 Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.

-INFLAMA LA RUEDA DE LA CREACIÓN Quiere decir que en cualquier momento puede salir y hacer destrucción sin medir consecuencias

LA LENGUA NO SE PUEDE DOMAR

Todo animal salvaje lo podemos llegar a domar pero la lengua no se puede domar  solo Dios puede guardar nuestra boca para que no hagamos desastres.

Salmos 141:3 Pon guarda a mi boca, oh Jehová;
Guarda la puerta de mis labios..

Salmos 34:13 Guarda tu lengua del mal,
Y tus labios de hablar engaño.

PODEMOS REFRENAR NUESTRA LENGUA

PROVERBIOS 10:19 En las muchas palabras no falta pecado;
Mas el que refrena sus labios es prudente.

 

 

 

 

4 comentarios: